“El comienzo de la doma, a mi modo de ver, es el punto más importante y difícil en el largo recorrido de enseñanza que necesita un caballo. En primer lugar, el jinete se ha de mentalizar con que no hay prisa alguna. Todo tiene que ir por sus pasos y por su cauce; todo lo que se corre en la doma de un caballo, hay que volverlo a recorrer de nuevo, porque siempre hay que parar y volver a comenzar. ¡Cuántos caballos se han estropeado por culpa de las prisas!, por querer demostrar en muchos casos que yo soy capaz de poner a punto un caballo antes que fulanito, por querer sacar todos los años un caballo nuevo. Yo soy el primero en entonar un gran “mea-culpa” y pido perdón a más de un caballo, porque no supe comprenderlo en su momento justo y le pedí lo que le era imposible darme.”

Luis Ramos-Paúl y Dávila

 

Fotos del Concurso PSCJ de Doma Vaquera “EQUISUR 2014” Realizadas por el fotógrafo Juan A. Caro.