Cadenilla, El bocado sin la cadenilla no puede tener su pleno efecto, la cadenilla da igualmente el medio de regular la severidad de nuestro bocado vaquero. Tiene más importancia de la que se le da normalmente. El bocado entero esta concebido según el principio que normalmente el caballo cede siempre a la presión que siente. Pero este efecto solo entra en juego si la cadenilla esta colocada bien en su sitio, que es la barbada del caballo, justo la parte inferior de la quijada. Para los caballos que tienen la sobarbada menos carnosa y la piel mas sensible, es la cadenilla con mallas lo mas lisa posible, incluso si el caballo es muy sensible algunas veces esta bien tenerla provista de una albardilla de cuero. La cadenilla debe apoyarse de igual forma sobre todas las partes de la sobarbada.

 

Articulo: El Bocado Vaquero de Jose Luis Muño de Leon